Articulos

El poema táctico de ventas

 | Posted by: aluciano
No habría algo más distante y alejado de la poesía que la fría táctica de una fuerza de ventas en territorios para mantener o ganar clientes. Sin embargo el poeta uruguayo Mario Benedetti (1920-2009) los conjugó magistralmente, quizás sin querer, en su poema “La táctica y la estrategia”, Poemas de la Oficina, Montevideo 1956. Benedetti el escritor del amor y las cosas entrañables de la vida, fue periodista, hizo poesía  cuentos y ensayos; se radico en Buenos Aires y Madrid, volviendo a Montevideo donde muere. Nunca fue vendedor, pero su poema es un himno del vendedor a su cliente en una interpretación libre; el punto de unión de lo poético  del amor y del cliente, es la seducción, aquella que guardando las obvias diferencias, también usufructo ˙a un vendedor para persuadir.
Leamos el poema y sus sutiles implicancias literarias para un vendedor aguzado.
Mi táctica es mirarte aprender como sos quererte como sos
Para un vendedor lo mas importante es absorber las necesidades de sus clientes, aprender de sus operaciones, dificultades, metas; aceptar a cada cual como es acomodándose a su perfil y cuanto mas aprende de ellos, mejor poder servirlos.
Mi táctica es hablarte y escucharte construir con palabras un puente indestructible
La creación de una base sólida de confianza es un puente indestructible entre vendedor-comprador y esto se construye con el diálogo y sobre todo sabiendo escuchar al cliente, sondeando profundamente sus necesidades, conociendo cómo se le puede ayudar.
Mi táctica es quedarme en tu recuerdo no sé cómo ni sé con qué pretexto pero quedarme en vos
El objetivo del vendedor es posicionar su producto o servicio en el cliente, todo su esfuerzo, y la promoción y publicidad que lo respalda persigue el mismo fin, ser recordado en la mente del cliente en una posición óptima que impulse la compra de su producto y servicio, porque resuelve una necesidad concreta del cliente.
Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros para que entre los dos no haya telón ni abismos
La Ética del vendedor sostiene la relación con un cliente y crea la base de confianza que evita el telón y los abismos relacionales, sus productos solucionan necesidades concretas de estos, por esto no se le miente, no se aprovecha de Él, la filosofía es simplemente servirlo.
Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites.
El objetivo del vendedor es compatibilizar una necesidad real que el cliente tiene y que su producto puede resolver mejor. Con toda la magia de la venta se construye una relación profunda de quien necesita y quien soluciona, llevando al momento supremo de cierre en que el cliente percibe necesitar el producto o servicio y lo compra.

Articulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s